Inicio |  Recetas |  Postres |  COPA CRUJIENTE DE CAFÉ CON SALSA DE CHOCOLATE

COPA CRUJIENTE DE CAFÉ CON SALSA DE CHOCOLATE



COPA CRUJIENTE DE CAFÉ CON SALSA DE CHOCOLATE

Ingredientes

1 gran bol de café frio
• 30 grs. De azúcar enpolvo
• 50 grs de chocolate sin leche
• 12 cl. De café esfresso
• 15 cl de nata líquida
• 25 grs. De azúcar glace
• 1 o 2 galletas con pepitas de chocolate

Dificultad

Tiempo de preparación: 15 minutos

Máquina recomendada (Máquinas recomendadas):

Nescafé Dolce Gusto Piccolo Roja KP1006

Nescafé Dolce Gusto Piccolo Negra KP1000

Nescafé Dolce Gusto Genio 2 Roja KP1605

Nescafé Dolce Gusto Genio 2 Negra KP1608

Nescafé Dolce Gusto Mini Me Negra KP1208

Nespresso Inissia Blanca XN1001

Nescafé Dolce Gusto Mini Me Blanca KP1201

Espresso Steam & Pump Compact XP3440

Nescafé Dolce Gusto Oblo Negra KP1108

Nespresso Inissia Roja XN1005

Superautomática Pisa EA8165

Expert Pro Inox XP5620

Nescafé Dolce Gusto Oblo Roja KP1105

Nescafé Dolce Gusto Drop Blanca KP3501

Nescafé Dolce Gusto Drop Roja KP3505

Nespresso Pixie Roja XN3006

Superautomática Milano EA8150

Nespresso Pixie Titán XN3005

Superautomática Roma EA8105

1 copa.
Preparación: 15 minutos

  1. Mezclar el gran bol de café con 30 gramos de azúcar en polvo y verter la mezcla   en una bandeja  como las de hacer cubitos sin separaciones
  2. Meter en el congelador. Al cabo de 30 minutes, con la ayuda de un tenedor,  remover  hasta formar cristales. Meter de nuevo en el congelador y después de 1 hora proceder a realizar la misma operación. Repetirlo 2 veces.
  3. Fundir el chocolate cortado  a trocitos y añadir el café espresso
  4. Con la ayuda de una batidora eléctrica montar la nata líquida  añadiéndole al final el azúcar glace
  5. Verter un poco de salsa de chocolate en el fondo de una copa, añadir un poco de granizado de café y después añdir la nata montada. Para acabar desmigajar por encima las galletas.

Esta copa helada es deliciosa y sorprendente por el contraste de texturas…, el liquido, la crema, los cristales de hielo para terminar con las galletas crujientes.