INISSIA BLANCA

Café de primera calidad con un diseño juvenil y compacto 
Seguir leyendo
Ref. : XN100110

Imprescindibles

Descripción

Café de primera calidad con un diseño juvenil y compacto

Con Inissia, el café de primera calidad se une a la cafetera de cápsulas más compacta de Nespresso. Su diseño juvenil y moderno resulta perfecto para los jóvenes amantes del café, y se encuentra disponible en una serie de colores permanentes y estacionales que se adaptarán a todos los gustos. Al mismo tiempo, esta cafetera de cápsulas resulta fácil de usar, ya que tan solo contiene dos botones, mientras que su presión de 19 bares y su calentamiento rápido combinan calidad y comodidad. Con Inissia disfrutarás de un delicioso café elaborado con los mejores granos de café del mundo.

Características

Potencia 1260  W
Presión 19  
Frecuencia 50/60  Hz
Peso 2,4  kg
Tamaño del producto (L x An x Al) 12 x 32,1 x 23  cm
Personalización de la cantidad    
Ajustes de personalización A través de recetas programables  
Activación de la máquina Pulsar botón de café  
Capacidad del depósito de agua 0,7  L
Depósito de agua extraíble    
Recipiente de cápsulas utilizadas Integrado  
Detención automática de la bebida Sí  
Sistema de leche No  
Número de bebidas 2  
Bebidas Espresso o Largo  
Número de tazas preparadas a la vez 1  
Apagado automático (Se desconecta tras el uso) 9 minutos  
Apagado automático programable SÍ (9 min / 30 min)  
Bandeja de goteo extraíble    
Bandeja de goteo ajustable (número de niveles) 2  
Colores Blanco  
Garantía 2 años  

Accesorios

Documentación

Preguntas frecuentes

Los residuos de cal se forman de manera natural en su cafetera. La descalcificación regular ayuda a proteger su cafetera y asegura una vida más larga; asimismo, ayudará a conservar una calidad de café que se mantiene constante en el tiempo. Los residuos de cal pueden alterar permanentemente las operaciones de la máquina.
Sigue las instrucciones de tu manual de instrucciones personal para descalcificar tu máquina, ya que las técnicas varían según el modelo que posees.
Te recomendamos que utilices el producto descalcificador proporcionado por el fabricante.
Si no es así, podrás utilizar 2 cucharadas de ácido tartático o cítrico (se vende en farmacias y droguerías) diluido en medio litro de agua tibia; vierte esta mezcla en el depósito de agua.
Para un uso promedio diario de 4 tazas y si el agua es dura, te recomendamos que descalcifiques tu máquina al menos cada 3 meses.
Si resides en una zona en la que el agua es muy dura, quizás prefieras descalcificar más a menudo.
Sí, si está recubierto de cal.
Límpialo con agua y/o productos limpiadores recomendados por el fabricante del dispositivo.
Esto puede evitar atascos en la salida de agua y problemas de higiene.
Asegúrate de que la bandeja de goteo no se ha desbordado y vacíala si es necesario.
Verifica que la bandeja de goteo está colocada correctamente.
El agua del grifo (potable de casa) es perfectamente válida siempre que no huela mal, ya que, de lo contrario, podría alterar el sabor de la bebida. El agua embotellada también vale.
No utilices agua refrigerada o tibia, ya que podría influir en la temperatura de la bebida.
Utiliza siempre agua fresca y cámbiala si el sistema no se ha utilizado durante más de dos días.
Para las bebidas frías, utiliza agua a temperatura ambiente, nunca refrigerada, y coloca dos o más cubitos de hielo (20 g por cubito) en el vaso.
Cabe destacar que la dureza del agua es la primera razón de la calcificación de la máquina, por lo que se recomienda descalcificarla frecuentemente (cada tres meses o menos según la dureza del agua).
Después de haber seguido las instrucciones del manual del usuario para poner en funcionamiento el aparato, asegúrese de que el enchufe funciona, conectando otro aparato eléctrico. Si sigue sin funcionar, no intente desmontar ni reparar el aparato usted mismo y llévelo a un centro de reparaciones autorizado.
No utilice el aparato. Para evitar riesgos, sustitúyalo en un centro de reparación autorizado.
Un espresso tiene un aroma más fuerte que un café "normal".
De hecho, un espresso se distingue por su rico aroma y la espuma cremosa en la superficie de la taza.
Esto requiere una presión de 15 bares (alcanzada únicamente con cafeteras espresso), calentar el agua a 90-92 ºC y moler finamente y medir el café (7 g por taza).
Vaya a la sección «Accesorios» del sitio web y ahí encontrará fácilmente lo que necesite para su producto.
Consute una información más detallada en la sección de Garantía de este sitio web.
Tu aparato contiene numerosos materiales recuperables o reciclables. Déjalo en un punto local de recogida de residuos.
Si crees que falta una pieza, llama al Centro de Servicio al Consumidor y te ayudaremos a encontrar una solución adecuada.
Scroll To Top